jueves, 13 de enero de 2011

VICIOS DE BOQUILLA...¡OH,DIOOOOS!


Dejar las malas costumbres...
Particularmente tengo una que no consigo quitar del todo. ¿Cómo conseguir una coherencia total?

"¡Dios!, ¡tropecé con el escalón!. No me salen las cuentas ¿qué voy a hacer dios mío?... porque ¡madre de dios, qué caro está todo!
Y los niños ¡virgencita lo que piden!, ¿dónde habré puesto el móvil dios mío de mi alma?"
Lo peor fue anoche. "¡¡Oh, dios, dios, oh!!"

Soy una atea poco convencional, tendré que asumirlo. ¡Uh!, esto me recuerda el cigarillo que eché anoche después de rezar.
Lo dicho.

Vicios de boquilla... una temeridad.

4 comentarios:

Marco dijo...

Puaaaaaaaaaaaag tabaco nooooo xD
-.-!!

genialsiempre dijo...

Es que no hay Dios que nos libre de su mención.....

tangai dijo...

¡Muy bueno Jose María!
A qué cosas nos obliga la costumbre. Lo dicho: No hay dios que nos libre...
Un abrazo.

Pmartimor dijo...

La coherencia es un como un mal hábito, a veces te sorprendes siendo razonable:)) y es que somos tan humanos...

Un abrazo
Pablo.