miércoles, 16 de marzo de 2011

PUÑALADAS.

Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince, dieciséis, diecisiete, dieciocho, diecinueve, veinte, veintiuno, veintidos, veintitres, veinticuatro, veinticinco, veintiséis, veintisiete, veintiocho, veintinueve, treinta, treinta y uno, treinta y dos, treinta y tres, treinta y cuatro, treinta y cinco, treinta y seis, treinta y siete...

Y UNO QUE ESTUDIÓ PARA JUEZ SENTENCIA QUE NO LA MATARON CON ENSAÑAMIENTO.
¡MALDITA SEA!

5 comentarios:

genialsiempre dijo...

Que tropezó 37 veces, es mala suerte.....

Pedro dijo...

Un título no capacita a nadie para juzgar; a la vista está.

37 besos.

tangai dijo...

Real, amigos. Esta mujer murió de 37 puñaladas y el juez considera que su asesino no quería matarla. Que se distrajo, vamos. ¿Qué hacemos con estos jueces?

Dialogotomía dijo...

Sólo es ensañamiento a partir de 38, sin incluir a esta última. Dicen que en la Naturaleza todo es matemática y los jueces deben habérselo tomado al pie de la letra.
No existe la justicia, Charo. Es un ideal. No existe.

tangai dijo...

No sabía esto que dices... Aunque en cualquier caso sigue siendo bestial que no consideren ensañamiento treinta y siete puñaladas.