domingo, 6 de marzo de 2011

...Y CADI NO SE HABÍA PELEAO CONMIGO...

Hacía años que no pisaba las calles de mi Cádiz en una noche de Carnaval. Podéis creerme.
Y me sentía como una especie de híbrido, entre guiri y gaditana. Y es que Chiclana está muy lejos... y mis responsabilidades, y mis distancias...

No me hizo falta disfraz ni cubata. Allí me bajé, dónde se acaba el ticket del autobús y comienzan las Puertas de Tierra, con las niñas y alucinando en colores.
Podría haber acortado el camino hasta San Antonio, pero ya iba pegando botes contagiada por un virus que me sonaba de antes...

Anoche mis niñas me conocieron un poquito más, y no podían creerse que su madre pudiera reirse tanto.

Hoy me levanté en Rosario Cepeda, más feliz que ná.
Me voy a ver los coros...

¡Eleee!

8 comentarios:

Gitana dijo...

Disfruta niña, disfruta!

Carmen dijo...

Pues muy bien que has hecho, ahora a seguir disfrutando. Besitos pa las tres.

mariita la bonita dijo...

Ya.
Lo malo es que a ver quién me para ahora...
je,je...

Pedro dijo...

Ole por ti; me alegra verte feliz.

Un beso.

Equilibrista dijo...

eleeee a disfrutar de tu cai!!!

tangai dijo...

¡Hoooola! ¡Muchos besos a los dos!

lucia dijo...

Vengo a visitarte desde la casa de Dialogotomía y lo que he visto me ha gustado. Si no te importa me quedaré un ratito.
Un abrazo.

tangai dijo...

Lucía, gracias por asomarte a la cornisa. Es hermoso siempre encontrarse con amigos.
Un abrazo.