viernes, 12 de febrero de 2010

LA EMPATÍA DEL FUNCIONARIO





Yo también estoy harta de trabajar.



Me levanto por las mañanas y empiezo a correr... y hasta que cierra la noche.



Pero no escupo palabras ni tengo agriada la expresión.



Y pudiera tenerla, pero no quiero tenerla.



Yo también estoy extresada,... hasta las narices estoy.



Tanto que si pudiera explotaría en cien mil pedazos.



Tal vez será porque no tengo que ocuparme de tantas cosas, ¿cierto?



Yo no olvidé mi sonrisa en ningún perchero, en ninguna taza de café.



Nunca olvido mi joyero de palabras amables, nunca, ¡jamás! mi "¡Buenos días!".



¡Acomodados autómatas!, que olvidáis que lo que tenéis delante no son sólo papeles...



Alguno de vosotros, afortunadamente imagino que no todos, os quedáis atrincherados tras las mesas, miráis al frente y ¿qué véis?.



¿Qué es lo que véis, para contestar crispados, con vuestras voces de lata?.



¿Acaso es que os molesta ayudar a una madre que lucha impotente ante una dejadez que no entiende?



¿A alguién que lucha desesperada por lo que ES justo?



¡Seres grises metidos en una burbuja...!



¿Querríais más dinero por un poco de empatía?



o quizás...¿sangre en las venas?.






6 comentarios:

Pedro dijo...

Bueno, al menos este post ya admite comentarios. Ahora es el nuevo el que no se deja.
¿Qué andarás haciendo...?
En fin, mientras sigas componiendo poemas así, ¿qué más dá todo lo demás?

tangai dijo...

Pedro, no lo sé. ¡Tiene vida propia, parece!. Gracias por tu comentario!

genialsiempre dijo...

Leña al funcionario, aunque todos no son iguales, pero hay muchos, y si la leña es así de bien compuesta...pues casi que no lo van a apreciar.

José María

Dialogotomía dijo...

Eso, genialsiempre. Vosotros dadle leña al funcionario y luego que la prenda, que así yo no dejaré nunca de tener trabajo...jejejeje.

tangai dijo...

¡Ay, Víctor! qué arrebato el mio... Si es que en ocasiones... me sale el geniecillo.

Raquelilla dijo...

Desgarradoramente cierto, me encantó la parte de los autómatas, nosotras sí que trabajaríamos con entusiasmo...que nos den el puesto, leñe, jijiji
Ra