martes, 29 de junio de 2010

¿DÓNDE ESTÁ LA VERDAD?

Es posible algunas veces encontrarse con moscas dándose una y otra vez sobre el cristal de una ventana.
Las miramos queriendo entender por qué no logran salir por la otra hoja abierta.

Es posible encontrarnos de vez en cuando, con personas opuestas a uno mismo por completo. Personas que al instante mismo de nacer ya tomaron un camino diferente. Cada cual el suyo.

Y todo esto es necesario.
Es necesario que nadie se parezca a nadie, en lo más mínimo.
Es necesario que los colores sean incontables. Y nadie debe convencer a nadie.
Me pongo en primer puesto y digo que mi verdad no es si no sólo la mía. Y bien que la defiendo que es harto buscada.

En estos terrenos se hace recomendable encontrar el punto medio, aunque casi siempre resulta imposible.

Caminamos por "cuerdas" distintas, que a veces se rozan y andan juntas, paralelas un trecho.
A todos lados vemos muchas que están lejos, y la mayoría de las veces es así.
Estamos solos.

Nadie tiene la verdad, la verdad no existe, no es una verdad. Son miles de millones de verdades.

Pero me quedo con lo más hermoso. A veces algo que no entiendo del todo hace que encuentres a quién comparte tu misma verdad.
Y esto es algo realmente fascinante.

9 comentarios:

Víctor dijo...

Sí, es cierto que la verdad no la sabe nadie, pues nuestros sentidos nos dan una visión de la realidad bastante sesgada, pero no es menos cierto que hay individuos que por su especial inteligencia o capacidad de razonamiento se acercan más a esa verdad y son capaces de defenderla con argumentos más convincentes. Para eso está la ciencia. Tanto la ciencia matemática como la ciencia del buen discurrir y el bien pensar.
Desde luego, me acerco más a la visión que puede tener un científico de la causa de las tormentas que la que puede tener un profano en este tema, aunque se atreva con todo su garbo a dar una explicación.

No soy yo de respetar aquellas ideas que se basan en un atrevimiento ignorante, por mucho que estén de moda la tolerancia y el repeto poco inteligentes.

Un beso, Charo.

genialsiempre dijo...

Pues es verdad!!

Pedro dijo...

Ya veo que te has levantado hoy algo filosófica. Me gusta. Yo, como decía Carmela Camacho, a mi verdad le tengo puesto un pañito de croché por lo alto.... Y cada día procuro limpiarla, que se muestre reluciente.... y hay días que compruebo que ha cambiado, que ya no es la misma de ayer, pero aún así sigo cuidándola, porque para eso está ahora conmigo.
Seguro que compartimos al menos un pedacito.

Un beso.

Pedro dijo...

Por cierto, casi hemos coincidido en el título y entrada de nuestros blogs respectivos.

Anatxu dijo...

Y entonces nace la magia...y esa verdad se convierte en común y se empieza a soñar.
Muy bonito chari, y real algunas veces.
Como bien dice Valérie Tasso (sexóloga y escritora),"las palabras no suelen ser inocentes. Llevan implícito una historia y una connotación en forma de juicio."
Quizás algunas veces compartamos verdades dichas con distintas palabras.
La verdad es una, infinita. Lo mágico es verla con los mismos acordes que los demás.Igual que las notas musicales. Son las mismas interpretadas por distintos instrumentos y distintos artistas,pero la nota es la misma,para todos.
besos

El Drac dijo...

Minetras tu manera de pensar te de felicidad, adelante!! Aunque para conseguir la paz en el mundo sería necesario que nos pongamos de acuerdo y dejando de lado intereses particulares digamos cual es la verdad.

Eva dijo...

Un día me dijo una persona que hay leyes y hay teorías, las leyes se pueden comprobar científicamente pero las teorías son sólo hipótesis que están por demostrar.
A mí me parece que sí que habrá unas teorías más fiables que otras pero influye además mucho en la forma que tenemos de defenderlas.
No defiende igual su verdad una persona insegura que una que habla con mucha rotundidad.
En fin, que yo que sé. A lo mejor ni dos y dos son cuatro...

Carmen dijo...

Me gusta verte así, reflexiva y haciéndonos reflexionar, con TU verdad, que es la tuya y de nadie más. El mundo de las verdades es grande grande, te lo digo de verdad.

Otro beso.

tangai dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Pienso que debemos seguir intercambiando opiniones y verdades bajo el denominador común del respeto. Mi verdad es el resultado de quien soy y lo que he vivido.
El respeto es la clave que nos enriquece siempre.
Besos a todos.