domingo, 27 de junio de 2010

LUNA LLENA


Anoche conjugaba su belleza con una de Bon Jovi.


Después siguieron mis hombros desnudos y mi copa de Baileys. Hielo no, gracias. A palo seco, que se le va el sabor a la noche.


Aquella terracita chill-out y el olor a salitre... a este mar inmenso que es una continuación del sabor de mi cuerpo y esta luna llena que emborracha mis ganas...


Entonces las curvas de mi cintura me devolvieron su recuerdo... aquel aprendiz de hombre que dejó en mi piel el tacto de sus manos mientras sonaba una de Bon Jovi.


Debió de quedarse sobre mi cintura de quinceañera, sedienta de abriles aún no vividos.


Tatuadas a fuego aquellas primeras caricias, guardadas por una luna llena tan hermosa como ahora.


Con los labios mojados en noche salada, le brindé mi copa al recuerdo y le sonreí a mi luna.

9 comentarios:

Víctor dijo...

¿No celó la brisa ni la luna?

Bon Jovi, sí, es de aquella época de nuestros 15. También recuerdo volverse locas a las niñas con el grupo "Europe".

Precioso escenario has dibujado.
Un beso.

genialsiempre dijo...

Recuerdos...dulces recuerdos, de esos que se guardan dentro para siempre....

tangai dijo...

¡"Europe"! y su "The Final Countdown", del 86... y aquel "Carrie", recuerdo haberlo escuchado hasta la saciedad... Qué tiempos de buena música...
Yo era una de esas niñas que se volvía loca con esas canciones. ¡Ay!, me voy a buscar un vídeo y ponerlo a tope.
Un beso.

tangai dijo...

Recuerdos, Jose María. Sólo quiero los bonitos, a los demás..."un trapito por lo alto".
Un abrazo.

tangai dijo...

¿Celar la brisa y la luna? lo guardo para pensarlo esta noche...

Anatxu dijo...

Perdona que ponga en duda lo que se escuchaba en estas tierras en el 86.
En ese año salió el disquito al que te refieres,pero los españolitos lo escuchamos un poco más tarde, si la memoria no me mete en lios.
Pero en fin, son puntualizaciones mias.
chaito pues

Kanibal dijo...

A mi Bon Jovi no me ha enganchado nunca demasiado. Un amigo mío dice que hacen música para niñas (incluidas las niñas grandes). Yo le digo que la historia aquella de Jimmy que used to works on the docks con la Union on strike y esas cosas no es música para niñas, pero en cualquier caso se concedo (de forma tácita) que hacen música que no me va a enganchar nunca. Eso sí, tienen todos mis respetos.
Lo del sabor a noche salada en los labios si que me trae maravillosos recuerdos...

Saludos

tangai dijo...

Kanibal, ¿niñas grandes?, qué falta de sensibilidad...Ainss!

tangai dijo...

Puede ser, los quince años son una edad simbólica. Refiere ese cambio en el que una niña encuentra placer en dejar de serlo.