domingo, 16 de mayo de 2010

AMOR



Tus ojos...

Aquel lugar de lasciva ternura.

Tus besos...

Aquellos cielos derrotados.

Tus caricias...

Y las palomas cansadas

Que siguen rondando.

Tu por qué de amar

...y tus abrazos acabados.


TODO DUELE.

7 comentarios:

Pedro dijo...

Con letras así.... cómo para no echarte cuentas....

Sólo puedo dejar escapar un suspiro.

genialsiempre dijo...

Muy bonito, sensible, tierno y a la vez crudo y real. Me ha gustado mucho.

tangai dijo...

Gracias a todos, por llegar y quedaros. Un privilegio para mí. De corazón.

Víctor dijo...

Lasciva ternura, cielos derrotados, palomas cansadas...
Lasciva ternura, cielos derrotados, palomas cansadas...
Lasciva ternura, cielos derrotados, palomas cansadas...

Sé muy bien por qué me gusta el ritmo de esas palabras. Lo sé porque me recuerdan a sábanas sepias, a luz antigua de mañana entrando por una ventana de madera vieja.

Gracias, Charo.
Un beso.

tangai dijo...

Todos debemos tener una vivencia prendida en el tiempo, algo vivido intensamente, desesperadamente, capaz de seguir alimentándonos de alguna manera, aunque en su día nos llenara de dolor.
Dolores ansíados, placeres serenos...
El poeta Luis Rosales, en su poema "Cuando a escuchar el alma me retiro", de "La casa encendida", nos dice: (...) "LAS PERSONAS QUE NO CONCOCEN EL DOLOR SON COMO IGLESIAS SIN BENDECIR, COMO UN POCO DE ARENA QUE SOÑARA SER PLAYA, COMO UN POCO DE MAR..."
Si tienes un ratito léelo.
Gracias por tu comentario.

El Drac dijo...

Aunque sé que es un hecho, me parece inconcebible que haya terminado el amor cuando existen tan bellos recuerdos. Tu texto no pudo decírnoslo mejor. Un beso.

tangai dijo...

Todos hemos sentido algo muy parecido alguna vez, ¿verdad?. Es cierto lo que dices Drac. Particularmente guardo un trocito de aquellos amores, en algún lugar de mi alma. Y me reconozco en ellos, estoy unida a ellos por las cosas bonitas que pude disfrutar. Mejor sólo pensar en eso, y no hacer caso a las tristezas, ¿verdad?. Un abrazo, y gracias.