martes, 11 de mayo de 2010

SOLES NOCTURNOS


Ciñéndola sobre la cara

con la misma forma tétrica

con la misma sorpresa.

Como descubrir al asesino

en una pelicula de terror.


Descubro, o redescubro
ese lugar en que estoy.

Y sé que allí estuve y seguiré

por los siglos de los siglos

sin que tú comprendas.

Invisibles mis latidos y ciegos tus ojos

No. Un por qué, un silencio. Sí.

Así... deja a la mentira...

ya no necesita tus cuidados.

Ella ya sabe cuidarse sola.

7 comentarios:

genialsiempre dijo...

Esa boquita prestá que tu tienes, que bien lo defines y es que cuando se trata de escribir....es una mente privilegiada.

José maría

Anatxu dijo...

Invisibles mis latidos y ciegos tus ojos????

me gusta,que manera de amar más maravillosa...el latir en los ojos del deseo.

Besitos

Pedro dijo...

Te estás convirtiendo en toda una maestra a la hora de describir sentimientos ocultos, o no tan ocultos.
De verda que lo bordas.

Un beso.

tangai dijo...

Surgió, al instante siguiente. Y no dejé ni siquiera al aire... que pasara entre mis entrañas y las letras. Y vosotros me abrigáis, y os aprendo. Gracias... y más que eso.

tangai dijo...

Por si pasa desapercibido,para leer el último post, pinchad en "Historias de poco andar", de nuevo gana el cachivache este...

Carmen dijo...

A mi humilde parecer, cada vez lo haces mejor, Chari, te veo más grande en cada relato.

Plas Plas, un aplauso pa ti.

Y Besos.

tangai dijo...

Gracias Carmen, gracias por quedarte un ratito.