sábado, 1 de mayo de 2010

TARDE


Divaga, entre piares y llantitos
cumbrados de azucenas,
estos verdes olores que tildan primaveras.

El favonio, derramando mares bramantes, que allá lejos taconean,
sirven de miel a la garganta...
y mecen a su recuerdo las rosas olvidadas.

10 comentarios:

Anatxu dijo...

Pero niña¡¡¡ que peasho de poemón te ha salidoooooo.
Dulce,tierno y con buen ritmo. Me ha gustado,si señor.
besicos

tangai dijo...

Gracias Ana...

Carmen dijo...

Que bonito y que sentío, me ha encantao.

Pedro dijo...

Joder, eso sí que es una tarde y lo demas son tonterías. Has captado la instantánea magistralmente, enhorabuena.

Besos.

Equilibrista dijo...

he tenido que buscar "favonio", y me he encontrado con un elemento químico, un político romano...

al final resulta que es hermano del céfiro griego y del poniente patrio... dinastía de vientos

los versos, bellísimos

versos y tulipanes, niña
deivid

tangai dijo...

"Favonio que del horizonte llega... vientecillo que adora las flores de mi alameda! Noche cuajada de estrellas... gracia plena...!" Estos versos quincerañeros, que inspiraron mi primer amor! Aquel amor!
Favonio se quedó...
Gracias por el ramo de versos y flores.
Gracias Pedro y Carmen.

Anónimo dijo...

Lindo, lindo..

Gitana rubia dijo...

uooooh! yo no había visto esto nena.
Tu cornisa a parte de llevar palomas también esta repleta de deseos y buenas letras. Gracias por esto.

Besos.

Raquelilla dijo...

Preciosa cornisa, pero a ver quién es la guapa que se asoma pa que le canten una saeta, jijiji, con tanta fló, la que viva en ese cuarto tie que tené por lo menos un grano mu gordo en la narí...
Aparte del cachondeo está bordao, chiquilla.

tangai dijo...

Muchas flores, un patio "andalú". Lo que yo daría por dedicar tiempo a arreglar estas macetas... Gracias por tu comentario, Raquel.